juramentos. votos

El ojo del huracán

EL OJO DEL HURACÁN

Mallorca, frente al mar.

Un viento feroz silba a través de las ranuras de las ventanas y puertas. Fuera, las barcas ondulan, se inclinan y se hunden bajo oleajes sinuosos azul grisáceos. El viento barre todo en su camino, desviando, elevando, rozando sobre corrientes invisibles. Hay violencia y contención en el poder que ahora presencio. Quietud y también anhelo se elevan en búsqueda de respuestas mudas a preguntas imposibles. Surgen susurros indescifrables como suspiros en el silencio entremedio. Los sonidos, los olores, las formas, sensaciones y sentimientos recuerdan la niñez y ciclones veraniegos caribeños. Es extraño como el tiempo se detiene en el ojo del huracán.

Sé sin saber, todo es lo mismo. Impermanente y permanente. Todo coincide: interno-externo, verano-invierno, pasado-presente, este-oeste. Memorias y posibilidades brotan al recordar juramentos asumidos y promesas incumplidas, anhelos de juventud y reconocimientos de la madurez, la irrelevancia del deseo, y la voracidad del alma aspirando por sí misma. No son los rostros de las personas o la sombra de los eventos sino los sentimientos que los impulsaron que permanecen, como las crestas espumosas […]

Suscribirme a La Mujer Interior

Mantente informado de las novedades del blog por email