En deuda

Road_2_illumination_02EN DEUDA

Debo una expresión de gratitud a mis amores

por todo lo que encontraron en mi,

“bueno” o “malo”

y por lo que hicieron aflorar de mi

por ser lo que son

y lo que yo necesitaba que fueran.

 

Debo una disculpa a mis parejas. 

Esperé todo de ellos

pero no compartía el vacío dentro de mi,

el mayor regalo posible.  

Les di un fragmento de lo que soy

y me quedé corta.

 

Debo a mis adversarios y a los llamados enemigos,

la compasión y la plenitud de mi verdad. 

Vieron en mi un espejo

y yo acepté las imágenes que ellos reflejaron. 

Me hicieron tan fuerte

como el temor que se interpuso entre nosotros.

 

Debo a mis padres y a mis ancestros comprensión. 

Fueron lo mejor que ellos pudieron ser. 

Más que resistir, negar, ignorar o imitar,

rendirles homenaje o disminuirlos,

debo a ellos ser lo mejor que hay en mi. 

Soy su continuación en un mundo mejor.

 

A todos, debo la plena Presencia de mi misma

dondequiera que esté,

sin vergüenza o máscaras, poderosa y vulnerable,

con fuerzas y debilidades,

en profundidad y en altura,

un Ser único en un momento único aquí mismo y ahora.

 

La vida no pide nada menos de mi.

Soy la Causa

por detrás de todo efecto

que percibo a mi alrededor

y nada más. 

Todo lo que merezco ya está dentro de mi.

 Merezco

 

 

3 thoughts on “En deuda

  1. gracias por esas palabras. porque me senti e identificada con mucho de ese escrito.

    Gracias por esas palabras. porque me senti e identificada con mucho de ese escrito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirme a La Mujer Interior

Mantente informado de las novedades del blog por email