CONÓCETE XVI: Primeros Auxilios II

CONÓCETE XVI (continuación de «Conócete XV»)images-5

PRIMEROS AUXILIOS II: Descubriendo el Ser-Saber

Hay dos tipos de realidad: la auténtica y la artificial. Normalmente solo reconocemos el tipo artificial con su enfoque en la construcción, la preservación, y la re-estructuración. La realidad subjetiva psicológica aparece como una sombra del mundo construido, repleta de memorias y todo tipo de deseos, en claro contraste con la realidad auténtica del mundo interior de la experiencia no-psicológica. “Lo que Somos” es un estado intraducible de ser, vivido y conocido solo en profunda sensibilidad.

La realidad auténtica reside en nuestra experiencia del Yo como un poder sin forma que transmite fuerza y estabilidad internas donde nos sentimos enteros y seguros. Se abre a un espacio de certeza, imbuido de permanencia intangible. Es más fuerte en la niñez cuando asume el brillo protector de la influencia angelical. Secretamente persiste durante la adolescencia y la madurez, si nos permitimos intuir, al sentir esa voz interior que nos recuerda lo que es realmente posible. Su lenguaje es el ser-sentir.

Es extraño como cuando estamos confundidos, melancólicos, irritados o molestos de algún modo, recreando una condición una y otra vez en nuestra mente, solo podemos ir a la carga. No paramos para sentir. Persistimos obstinadamente en preguntar “¿qué hacer?” Encontrar una solución es la prioridad mayor, mientras el Yo interior, la única condición capaz de cambiar el contexto alterando nuestra perspectiva, se ahoga en ocupación y superficialidad.

Al principio, el contacto con las emociones es doloroso porque nos quedamos en las causas que las produjeron. Si recordamos que somos nosotros quienes les hemos otorgado poder, y si comprendemos que nadie más podría cambiar una situación que hemos atraído, con coraje, en algún momento tocamos fondo. Las emociones pueden ser intolerablemente intensas, lo que comprueba el poder que tienen. Todos nuestros instintos rehúsan la profundidad emocional, por lo cual apelamos a la sensibilidad inteligente del corazón como herramienta del saber. “Tocar fondo” quiere decir contactar la esperanza o resistencia subyacente que cubre el estado de Ser Amor.

Pocos se disponen a entrar en terreno desconocido sin un remedio, una llave física, o una solución en mente. Los estudiantes me preguntan lo que han de hacer con las experiencias que tienen en meditaciones alquímicas, buscando emparchar sus vidas complicadas. No hay “soluciones” por la sencilla razón que en el espacio que nos encontramos dentro nuestro, ese tipo de problemas carecen de realidad e importancia. Es el espacio de sentirnos sintiendo. Desde su fondo emerge la fuerza y la claridad que nos permite encontrar las maneras y soluciones que sean necesarias.

most-beautiful-places-in-russia-3

 

Como la intangibilidad pero inevitabilidad de la propia muerte, que es la gran analogía de la vida, la sensibilidad del sentimiento cursa por corredores profundos y oscuros para encontrar la perla luminosa al final: una fuente de Luz que nunca se apaga porque es eterna. No está fuera, ni difiere de nosotros; es nuestro más profundo centro interior. Esta Luz no es mítica ni imaginaria; es la fuente de poder de nuestra vida, la única frecuencia capaz de afectar la mente, las emociones, y el mundo material.

Mediante la atención, con nuestra fuerza de vida le otorgamos poder a todo lo que se relaciona con nosotros. Le dirigimos fuerza vital a personas, objetos y condiciones. Nuestro proceso de pensamiento crea contextos y significados, relacionando cosas en el tiempo y el espacio. Investimos a personas, cosas y condiciones de calidad emocional, como resonancia. El mundo material es real porque nuestros sentidos han sido condicionados a decirnos que es real, conectado a otras cosas, personas y eventos como con toda posibilidad futura. Nos convencemos de que existe la continuidad y la estabilidad en el mundo y la vida. Permanecemos ignorantes de lo que es Real.

Cuando somos capaces de sentirnos sintiendo, contactamos una fuente energética que percibe, siente, y sabe más allá del conocimiento. No necesitamos ser reconocidos o certificados, aceptados o espejados para Ser. El mismo estado es la fuente de respuestas y soluciones. Nos enseña sin enseñarnos, revelando lo que son las prioridades y posibilidades reales.

El contacto con el Ser Interior es directo pero no siempre inmediato. Se cultiva con máxima delicadez, como podríamos examinar los pétalos de una flor, con reverencia y maravilla. Solo el refinamiento emocional y la profundidad puede hacerlo. Debe hacerse todo esfuerzo para generar este arte casi olvidado de la añoranza.

El amor es para los más corajudos; duele. Sentir amor requiere recordar todo lo que no es amor. El amor es desnudo, vulnerable y flexible como un sauce; es la apertura a la vida y no depende de o es determinado por nadie ni nada sino nuestra exposición directa. El amor disuelve y hace que todo el resto sea irrelevante. Aún así, es más fácil evocar el amor que sentimos por otro que recordar el haber sido amado, o amarnos a nosotros mismos.

El proceso se inicia aquí, en la capacidad de sentirse sin referencias externas, sencillamente en silencio dentro de nuestro cuerpo, acompañando la respiración y la frecuencia emocional del momento, sin calificación, sin pensamiento. Ahora es el momento de evocar la memoria de amar tanto a alguien que el resto no importa, y sustentar la calidad de esta fuerza. Puede ser doloroso o alegre, o ambos. Cuando alcanzamos esto, es posible alterar la situación (de hecho la situación se altera espontáneamente). Mediante el poder del amor evocado, nos convertimos en el objeto. Sentimos un enorme despertar de tal fuerza que se desborda. Es aquí cuando descubrimos que, de manera muy real, el amor no tiene direccionalidad. No importa el que ame o el que esté siendo amado; permea la atmósfera de todos y todo igualmente. Es críticamente importante recordar este hecho; disuelve todo argumento posible sobre mérito y condicionalidad.

En suma. El proceso de primeros auxilios no necesita a nadie ni ninguna cosa. Requiere voluntad. Pide que el individuo ponga su urgencia mental de lado. Es suficiente recordar un estado de amor, usualmente relacionado a alguien. Cuando esto ocurre, llena el corazón. Al amar a otro, sentimos como la frecuencia crece dentro de nosotros al mismo tiempo. Causa y efecto se combinan en un estado de ser y Yo Soy Eso.

Necesitamos reconstruir este proceso una y otra vez, llevándonos al mismo lugar repetidamente para que podamos dialogar con esa Fuente y al mismo tiempo reconocerla como el Yo, permitiendo que los espacios vacíos se llenen con la esencia de las respuestas. Gradualmente, llegamos a distinguir su voz del ruido de la mente colectiva, las presiones del mundo externo, y el espectro de memorias y proyecciones futuras. Nos demuestra Lo Que Somos realmente y siempre hemos sido.

No es fácil identificar la Presencia del Yo, sin confundirla con los dioses creados por los hombres, los santos, o los maestros externos. Sin embargo es el descubrimiento más crítico de todos. Nos libera de vivir a la merced de nuestra imaginación y la de otros. Es sencillo comprenderlo. La parte difícil es convencernos para ponerlo en acción en momentos de crisis. La parte complicada es reconocer la sensibilidad y vivir sin culpabilizar a otros o a la vida.

 

4 thoughts on “CONÓCETE XVI: Primeros Auxilios II

  1. remigio pairetti . ME SIENTO FELIZ DE ESTAR VIVO ........... ¡ Y DESEO SABER PARA QUE ! .

    ESTOY IMPRIMIENDO EL MATERIAL QUE RECIBO ………Y LOS ESTUDIO DE ACORDE A MI CAPACIDAD DE ENTENDIMIENTO , SON DE MUCHA UTILIDAD ……GRACIAS.

  2. remigio pairetti . ME SIENTO FELIZ DE ESTAR VIVO ........... ¡ Y DESEO SABER PARA QUE ! .

    ESTOY LEYENDO EL MATERIAL QUE ME ENVÍAN . ME DETENGO TRATANDO DE INCORPORARLO A MI FORMA DE INTENTAR CRECER EN CONCIENCIA .

  3. liliana Callegaro

    Zulma: excelente material!!!!!!!!!!!!!!!!, hoy hoy igual que hace 28 años atras, con tu Alquimia Interior, me has temido en vilo hasta el final del texto!

    para comprar los libros, en la web están en euros, hay una forma más sencilla para adquirirlos?.algo más argrentino?
    liliana callegaro by mantra
    15-3660.0048

  4. Susana Gaoa Muñoz

    Textos existenciales, metafísicos, psicológicos… Un material muy interesante para enriquecer la visión de la vida, iluminar el sendero, modelar la propia energía… Gracias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirme a La Mujer Interior

Mantente informado de las novedades del blog por email