Conócete VII

CONOCETE VII

una rosa sobre fuego

una rosa sobre fuego

INTROSPECCIÓN & SUBLIMACIÓN GRUPAL AVANZADA

“Lo único que se necesita para el triunfo del mal es que las personas buenas no hagan nada.»
(Jerónimo AD V siglo a la caída del Imperio Romano)

Soy consciente de que el proceso que describiré aquí es difícil, especialmente porque pide una ausencia absoluta de juicio y trabaja debajo del portal de creencias o pensamiento mismo a un nivel energético.   También exige experiencia en la detección y manejo de la fuerza emocional.  Pero, me he sentido motivada a hacerlo público en vez de limitarlo solo a mis estudiantes, sabiendo que existen joyas escondidas dentro de la humanidad en todas partes y grupos que ya trabajan de manera parecida, que comprenderán y podrán inspirarse a aplicar el ejercicio.

Muchos grupos se reunieron en diciembre 2012 para contribuir con sus pensamientos y sentimientos al alineamiento de las fuerzas planetarias dentro de nuestro sistema solar.  Ahora es el momento para ir un paso más allá, con el mismo entusiasmo, pero con mayor disciplina y flexibilidad para ajustar nuestras frecuencias al mundo mayor que dimos a luz juntos.  A pesar de las gloriosas noticias, tenemos que recordar que aún somos una minoría y que hay mucho trabajo por hacer.

Es de importancia inminente que nos dirijamos a la manera en cómo nuestra sociedad global maneja las emociones y pensamientos, particularmente después del alineamiento.  Problemas enraizados profundamente no van a desaparecer por sí mismos, por más buena voluntad que haya o más ayuda que recibamos.  El programa mundial antiguo es un mal resistente.  No solo el programa, si no que su manera operacional. El programa se basa en la mente sobre la materia y el yo sobre los otros, sin trazo de sentimiento.  Se dirige a lo material y a lo aparente, a lo que llamo la “supervivencia” y no a la “vivencia” profunda y real del ser humano-divino.

El sentir como emoción tiene muchísimo más poder que lo que hemos reconocido.  En vez de ser algo meramente personal que sirve a propósitos privados, es la corriente de fuerza de vida sobre la cual el pensamiento y la evolución planetaria se mueven.

Tenemos que atrevernos a pensar y a sentir de maneras nuevas.  El deseo y la voluntad personal pertenecen a la vieja escuela y simplemente no son apropiados.  Para cambiar algo tenemos que dirigirnos a la estructura y a las causas que lo determinaron.  Debemos resonar con ello para disolver el núcleo que cohesiona las formas de pensamientos de una cierta manera.  No hay adoctrinamiento del gobierno o actos de beneficencia de instituciones religiosas que puedan disipar plenamente el miedo primal enorme que manipula a la humanidad en forma de supervivencia y que carece de Conciencia.   El miedo, como el dolor, obstaculiza el recuerdo de lo Que y Quiénes somos.

Nuestros cuerpos responden como uno.  Vivimos en una red psico-física.  Esto quiere decir que nuestros cuerpos y mentes emocionales están afectados y formulados por emisiones comunes de unos y otros, la mayoría subliminales.  Estas emisiones se fijan y con el pasaje del tiempo crecen tornándose en creencias.  La multitud de pensamientos y emociones es tan poderosa que un mero ser humano, o aún un pequeño grupo, no podría desasociarse de ello completamente.  Los campos de influencia están tejidos tan estrechamente creando barreras masivas, que como veremos, también pueden servirnos de manera positiva.

Como instrumento de control, la razón es débil.  La “sin razón” tiene un poder inimaginable contra la lógica, el poder de las fuerzas antiguas e irracionales de la emoción.  Es esto lo que determina la programación mundial que continúa alimentando los miedos de supervivencia reales o imaginarios.  El miedo es la fuerza irracional más poderosa que amenaza el edificio de la evolución humana.  Figuras notables lo han explotado para controlar al mundo, desde Atila “el Azote de Dios”hasta nuestro propio Osama Bin Laden.  La programación mundial subterránea dicta nuestras actitudes, relaciones y nuestras acciones están construidas sobre ello.  Todo esto deberá ser expuesto y corregido.

Más recientemente, nuestras instituciones sociales se han centrado en técnicas mentales para equilibrar los programas de miedo legados a través de las eras.  Lo hacen mediante el pensamiento positivo, ayudándonos a hipnotizarnos con creencias que tienen el poder de alterar la manera como nuestros cuerpos, mentes y emociones responden.  Esto ayuda a muchas personas superficialmente y hasta en la salud, pero ahora ya no es suficiente.  Tenemos que revertir al propio poder incorporado en las emociones para alterar la fuerza interior que sustenta el miedo, y debemos comenzar por nosotros mismos.

Los pensamientos y emociones de la humanidad nos alcanzan  por todas partes y determinan nuestras esperanzas como también nuestros miedos.  No hay manera de saber si el miedo produce la creencia o viceversa.  Sencillamente vienen juntos y no hay protección fácil contra ello.  Es más, no hay manera de efectuar cambios que alcancen al núcleo de esta fábrica impresionante de creencias automáticas en la cual nacemos, sin penetrar en él. Solo la vibración de un ser humano en alianza con fuerzas superiores puede efectuar cambios radicales en la creación.  Para conseguirlo, tenemos que conocernos como algo separado de ello y mantener una carga neutral.  La Conciencia es la llave que nos ofrece distancia y poder.

Como Conciencia, somos Uno, y esto es el factor esperanzador.  La materia siempre responde a la masa colectiva de creencias de las personas; para cambiarlo debemos ejercer un esfuerzo conjunto de concienciación evocada deliberadamente, no solo en individuos si no que en grupos pequeños.

Unos cuantos de nosotros trabajando juntos podemos facilitar una re-estructuración de la programación global.  Aquellos que estemos dispuestos a participar deberemos usar nuestras energías físicas y emocionales como laboratorio, aprendiendo a modular y cambiar nuestra propia frecuencia.  Como hacen los actores.  Aún más importante, debemos conocernos como entidad aparte de la personalidad y del tejido colectivo que nos viste física, mental y emocionalmente.  Una vez lo hayamos conseguido individualmente, entonces juntos y en fusión consciente podremos emitir formas de pensamiento colectivas que serán beneficiosas, constructivas y apropiadas a la necesidad del momento.  Su resonancia alterará el programa sencillamente porque están siendo vividas dentro de y como parte del mismo.

PROPUESTAarmonia.+bienestar+universal

La siguiente propuesta se basa en una práctica budista antigua que crea una sustancia sutil dentro del corazón físico de quien la practica.  Se llama “bodhicitta”.  La inteligencia activa del corazón emite una substancia-luz (compasión) especial, que es sanadora y capaz de transformar la materia misma, y en este caso es capaz de afectar el edificio sobre el cual nuestro mundo está erigido.   En vez de que sean seres aislados o grupos de monjes liberando esta substancia por medio de rituales abstractos, propongo trabajar directamente dentro de la mentalidad de los seres humanos, afinándonos neutralmente con ellos.  Lo haremos en ciudades, dentro de la estructura del programa mismo.

A la base del poder mundial yace la mentalidad de supervivencia basada en la carencia, el miedo y el control que rodea el tema del dinero, por ejemplo.  Estamos convencidos que no podemos vivir sin él, y para apoyar nuestra creencia aludimos a métodos ineficientes y primitivos de trueque que no corresponden a nuestra etapa evolutiva.  Maneras sin precedentes de valorar personas y cosas están siendo reveladas como  un sistema avanzado que requiere receptividad, flexibilidad y responsabilidad.  El ambiente está ahora fértil para nuevos procesos, pero antes tenemos que saber decodificarlos en un estado de neutralidad.  La necesidad desesperada por el dinero, y más y más dinero, alimenta una negación agresiva como también fomenta una oleada destructiva de impotencia que se está manifestando subliminalmente en nuestra sociedad.  Por ejemplo, el mundo entero está atento al “Financial Cliff” económico por un lado y con el tema de las armas por otro.  A la raíz está la cuestión del dinero.  Hay algo primal que convierte a la persona más inteligente en un egoísta radical violento o un paranoico histérico.

Decir que no nos interesa el tema, o que no nos concierne, o que no sabemos de economía o finanzas es una auto-indulgencia defensiva y evasiva; se opone a la construcción de un nuevo mundo.  Si no sabemos, podemos aprender.  El tema del dinero es tan espiritual como cualquier otra cosa y nos afecta a todos.  ¿Puedes seriamente concebir de un sistema social sin el?  ¿Qué emociones despierta esto en ti?  Haz una lista de esos miedos y tendrás una idea mínima del porqué se defiende tan ferozmente.  Además, como descubrirás en breve, los sentimientos que yacen por detrás no tienen nada que ver con el dinero.

Esta práctica es una versión avanzada de mi entrada “Conócete II” (http://lamujerinterior.wordpress.com/2012/05/11/conocete-ii/).  Antes de intentarla, el lector deberá haber dominado la técnica de la Introspección ahí sugerida, y familiarizarse también con el material de las otras entradas bajo el tema “Conócete”, en dónde sugiero un discernimiento cuidadoso de las energías físicas, emocionales y mentales para poder manejar y controlar cada una.

El proceso básico de la Introspección concierne el individuo y su dominio sobre sus facultades energéticas.  En esta práctica que ahora propongo, se le pide al individuo identificarse con una energía grupal.  En sintonía con esta energía, estamos en una posición para recalificar el telón de fondo emocional sobre el cual juegan las actitudes y acciones de ese grupo.  Entramos en contacto directo con la gama de sentimientos y pensamientos de otros como si fueran los nuestros.  En esta fase, como descubrimos  previamente con la Introspección a nivel personal, entramos en contacto con el escenario de lo que sentimos, hacemos y decimos automáticamente, pausando lo suficiente para distinguir las capas profundas del miedo que condicionan la actitud del grupo que estamos explorando.  En otras palabras, vivimos el elemental del grupo como nuestro.  Por supuesto que esto requiere una flexibilidad y una Conciencia tremendas.

EJERCICIO

Sugiero tener discusiones preliminares para familiarizarse con las ideas y posturas mantenidas por cada sector que estudiamos.  El propósito aquí es evocar empatía, apreciación y comunión con ellos, no aprobar o desaprobar lo que sea.  Concluida la discusión sensible de un sector, pasamos al siguiente, hasta haber discutido, comprendido y simpatizado con cada uno desde la perspectiva humana emocional.  Esto implica más que el pensamiento; requiere la identificación emocional. Esto es importante, particularmente porque automáticamente tendemos a descartar todo lo que no case en nuestras creencias.  Las opiniones, como las emociones, son el soporte del separatismo nacional, político y religioso.  Precisamente lo que mantiene nuestra evolución presa.

EL TEMA (ejemplo solamente, puedes escoger otro):

La supervivencia y la mentalidad de carencia, miedo y control que rodea el concepto del dinero.  ¿Qué representa vivir sin dinero?

Estas son las mentalidades tradicionales, clásicas e incluyen nuestras propias opiniones.  Aparecen lado a lado con los patrones emergentes que creemos son diferentes pero que aún están basados en separación y supremacía.

  1. Ideologías de la derecha que incluyen los ricos y los radicales pobres que se subscriben a ellas.
  2. Posturas izquierdistas que incluyen los artistas y bohemios.
  3. Creencias y posturas de Latinoamérica y del Medio Oriente, incluyendo a los jóvenes hombres y mujeres árabes.  (Estas están basadas en la “familia”.)
  4. Los “indignados” españoles y europeos, incluyendo la clase trabajadora griega, italiana y portuguesa.
  5. La mentalidad paternalista y de clan rusa y china, tocando también los elementos del medio-oriente sirio e iraní.

Al discutir cada grupo, necesitaremos proponernos las preguntas esbozadas en la introspección original (en “Conócete II”), solo ahora aplicadas a la mentalidad del grupo.  Inmersos en la red emocional sintonizada con estas actitudes, ahora te preguntarás lo que puedes hacer, sentir y decir que sea diferente de lo que este grupo ya hace, siente y dice.  El juicio y el miedo van juntos.  Las respuestas vienen como sensaciones de liberación y soltura en una mente y corazón carentes de juicio.

Cuando el grupo haya alcanzado la empatía deseada en cada sector, ha llegado el momento para discutir, comparar y contrastar a todas para comprender energéticamente la configuración de fuerzas vivas con las que tratamos, las que ejercen tal presión tremenda de inconformidad en nuestro mundo.

Al alcanzar una visión global mediante la serie de introspecciones sensibles con cada sector y abrazarlas, entonces el grupo podrá pasar a una meditación en donde emitirá una nueva calidad de posibilidad sobre la humanidad en su conjunto.  Esto es un proceso alquímico de sublimación.  Lo que emites es la potentísima fuerza-sentimiento transmutada que ofrece esperanza y visión profunda; o sea la probabilidad de dialogo genuino.  Cada grupo lo hará de forma diferente, algunos grupos se reunirán con otros.

PALABRAS FINALES

Comprende que estas formas de pensamiento negativas poderosas tienen que ser “vividas” emocionalmente y alteradas dentro de esa propia textura.  Esto es la sublimación auténtica, la que ocurre por medio de la empatía emocional inteligente con el ser humano, en vez de la reacción a palabras, acciones o creencias.  Nos dispone a elevar la inteligencia colectiva a dimensiones superiores.  Es una acción interna dirigida al núcleo más profundo de las creencias humanas.

Si podemos sentir como un seguidor común, fanático, o radical siente y los pensamientos que alimentan el núcleo de creencias en su interior sin crítica, sustentándolo dentro de nuestro propio sistema emocional, estaremos en una posición para neutralizar esos complejos y cambiar el maremoto de antagonismos profundamente anclados, la desconfianza y la explotación mutua que nutren los intereses invertidos.  Es esto lo que quiero decir cuando dije que nuestros campos emocionales y mentales están tan íntimamente ligados que también pueden ser una ventaja.

Genéricamente, este tipo de trabajo es perfecto para la estructura femenina y sus polaridades, capaces de manejar, sustentar y contrastar el contenido emocional fácilmente.  Sobre esta resonancia de empatía sensible generada por las mujeres, los hombres podrán ofrecer sus perspectivas y su comprensión más crítica y materialista.  Por medio de nuestra experiencia conjunta podremos liberar el miedo que yace por detrás de la mentalidad de supervivencia, o al menos crear espacio suficiente para que empiece a disolverse.

Es extremadamente importante que comprendamos que no estamos entrando en la mente o privacidad de nadie, ni queremos manipular a las personas para que piensen como nosotros creemos que deberían pensar.  Tampoco buscamos soluciones.  Esta práctica esta dirigida al miedo dentro de los individuos y grupos que estanca el progreso evolutivo.  Cuando abracemos este miedo y lo re-califiquemos, los individuos continuarán a pensar de manera diferente, pero su razonamiento partirá de una postura creativa más bien que defensiva-agresiva.

La experiencia compasiva y directa ES la solución para la comprensión y la paz.  Abre las puertas al flujo de Luz que ya está descendiendo.

Te invito a mirar el siguiente video en YouTube (http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=T2VAXSGxU54)

y también http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=Ekycwf3Q-wo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirme a La Mujer Interior

Mantente informado de las novedades del blog por email