Carta a la mujer

Querida Mujer,Initiation

Espero que sientas que este mensaje viene de un espacio que llama tanto a tu inteligencia como a tu corazón.  De hecho, es un llamado a un trabajo sin precedentes que es completamente femenino, no solo en palabras pero en cualidad.  Estoy contactando a mujeres de todas partes del mundo que saben que ellas pueden ser y hacer más por el mundo, mujeres que añoran vivir sin velos, pero también sin estrategias.

Estamos cansadas de grupos y formaciones cuyo propósito es aprender más destreza y más “hacer”.  Estamos hambrientas por apoyo interior, comprensión, intimidad y respeto genuino por quien somos en vez de lo que hacemos.  El reconocimiento que añoramos solo puede llegar por la experiencia interna de una profundidad que a menudo nos asusta, pero que es, sin embargo, una parte esencial de nuestra naturaleza.

Antes de seguir, debo decirte lo que este trabajo NO es: No es el equivalente a “círculos de mujeres”;  no trata hechizos ni encantos; no va contra las relaciones o los hombres de ninguna forma.  No trata de “hacer” nada.  No es mera información.  Una mujer no es el contenido de su mente, la forma como aparece, o lo que suscita en otro.

Este trabajo trata el proceso de alcanzar tu centro interior y encontrar allí seguridad y sabiduría que te sustentarán, te guiarán y te permitirán ser una fuente de iluminación y alegría para los que te rodeen.  Te ofrece el espacio en el cual nada, nadie y ningún otro lugar te da, entre mujeres en un tipo de silencio que accedemos como antiguas sacerdotisas. Una mujer moderna no se conoce.  Una mujer responde a una estructura única.  Está construida para funcionar de una cierta manera que no puede ser determinada de el exterior.

El trabajo que necesita ocurrir con mujeres no puede ocurrir a la distancia por medio de palabras.  Particularmente en lo que concierne a las mujeres, tiene que existir un contacto directo y una experiencia personal.  Es la manera en que nosotras, como mujeres, funcionamos.  Es por esto que me he sentido profundamente conmovida a crear el retiro-formación que describo a seguir.

Hace mucho tiempo, las mujeres aprendían sobre ellas mismas con otras mujeres.  Más que historias contadas, facultades y poderes se cultivaban por medio de la transmisión y alineamiento.  Hoy esto no existe.  Yo estoy construyendo ese espacio.  Comparto con mujeres lo que he aprendido y enseñado durante décadas, ahora enfocado a nuestra estructura única como mujeres.  Te lleva a tener una experiencia directa con la naturaleza de la percepción femenina y el alcance de nuestra influencia.  Tu influencia y tus habilidades.

El trabajo es profundamente transformador, no solo reparador.  Es para la mujer que está dispuesta a arriesgarlo todo para encontrarse.  Trata la Persephone moderna.  Trata la mujer iniciada en el día de hoy.

Mi libro, “La Mujer Interior” habla el lenguaje de intimidad de la mujer.  Mi blog cubre áreas enormes de temáticas muy diferentes, todas relacionadas al cambio de paradigma y la cualidad de la mujer.  Ambos te ofrecen insights sobre la naturaleza de los retiros.  Sin embargo, especialmente para ti, he reunido algunos artículos ya publicados con otros nuevos en la serie e-books, “La Solución Femenina”.  Si quieres percibir de manera rápida y sin tapujos algunas de las corrientes subterráneas que moldean nuestra realidad hoy como mujeres, aquí podrás encontrarlo.  Los encontrarás aquí mismo por medio del blog.

Infórmate sobre el próximo retiro “Misterios Femeninos” en el sector “Eventos” de este blog.

Afectuosamente,

ZULMA REYO

2 thoughts on “Carta a la mujer

  1. Ruben Legaria

    Me encanto la parte de encontrar el amor y respeto genuino por ser lo que son y no lo que hacen…. saben no somos tan diferentes, a mi como hombre, también me mueve el ser valorado y respetado por lo que soy, y no por lo que gano o el puesto que tengo…. después de todo somos el mismo Ser…..

  2. Mario Munera Muñoz

    la mujer es la perfeccion de la naturaleza, es el culmen, lo perfecto, la continuidad de la Creacion, el rostro espiritual de Dios. Si el hombre desaparece, no desaparece el genero humano, pero si la mujer desaparece, el genero humano desaparece. La mujer no necesita al hombre, socialmente se le inculco que depende del hombre. El hombre le tiene pavor al ser femenino, por eso creo las religiones y las leyes para someter a la mujer. Mujer divino tesoro del Paraiso y hace parte de la Unidad.
    Osculo de paz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirme a La Mujer Interior

Mantente informado de las novedades del blog por email