ALQUIMIA INTERIOR PARA LA MUJER

ALQUIMIA INTERIOR PARA LA MUJER

Texto del video (link) 

“ALQUIMIA… implica una aceleración estructural

“INTERIOR… define una subjetividad que discrimina”

La Alquimia Interior crea un puente entre la materia y el mundo sutil basándose en la inteligencia y la sensibilidad que conduce al conocimiento y la sabiduría. Fomenta el auto-dominio que refuerza la creatividad e impacta cada momento para construir un mejor futuro.

Hombre y mujer, descubrimos el poder que cataliza nuestro mundo para identificar e influenciar la realidad en todos los niveles.

Al hombre, Alquimia Interior le enseña a construir y manejar consciente y multidimensionalmente el mundo de las formas y a expandir la Conciencia.

A la mujer, le enseña a descubrir sus afinidades con la creación, desde la experiencia de intimidad más profunda que gesta y desarrolla vida, hasta la evolución de la raza.

Misterios Femeninos

MISTERIO: dinámica espontánea de la Creación

FEMENINO: estructura sutil particular de la mujer 

 

La fórmula para la mujer

¿Quién mejor que la mujer, instrumento de vida,

para influir profundamente sobre el futuro de la vida humana?

Alquimia Interior, a través de la metodología de MISTERIOS FEMENINOS, un abordaje particular que reconoce en la mujer su estructura energética única, o sea su capacidad de fina sensibilidad y detección, la despierta a su naturaleza distintiva y a su realización.

Hemos de comprender que nuestra sociedad premia la palabra y la linealidad, los sentidos físicos, la comodidad y lo expediente. Se nos ha inculcado que lo importante es lo externo, el otro, lo que nos rodea, y lo tangible. Hasta ahora, no se aprecia lo que es sensible y el sentir profundo. O sea, a pesar de otorgar un papel sutil a la mujer, no se valora lo que ella representa: subjetividad y sensibilidad.

La mujer es y vive el misterio y este no obedece a la lógica o a la razón

Aunque usemos un lenguaje común, la mujer no aprende, ni comprende, ni transmite del mismo modo que el hombre. Es y vive el misterio, y este no obedece a la lógica o a la razón. Sus facultades y habilidades son la punta del iceberg de una fina estructura extremadamente flexible física, mental y emocionalmente. Su interior vislumbra un universo sensible muy interiorizado. Está a flor de piel.

Algunos dirían que demasiado flexible.

La mujer mantiene una enigmática conexión no verbal con

la Nada o el Todo que pulsa en su interior

Bajo la superficie en la mujer traslucen capas de sensibilidad inexplicables y el sentimiento es más fuerte que lo que piensa, lo que ve, o lo que hace. Por más práctica, física, o intelectual que sea, por más que quiera agradar, acomodar o competir con el hombre, mantiene una enigmática conexión no-verbal con la Nada o el Todo que pulsa en su interior. Esa es su fuerza, su poder, y también la fuente de su gran y secreta angustia.

Misterios Femeninos hace vigente hoy abordajes y enseñanzas

que han sido transmitidos de manera secreta

La escuela de MISTERIOS FEMENINOS hace vigentes hoy abordajes y enseñanzas de las mujeres de la antigüedad, que han sido transmitidos de manera secreta hasta ahora. Lo que parece “misterios”, para ella refleja su postura y alineación interna con los elementos que la componen.

El trabajo involucra un cambio radical de perspectiva. Donde el hombre ve el detalle, y ordena y disciplina, la mujer se interioriza en lo más profundo de su abismo interior. En lugar de ser incoherentes, las dinámicas que operan en la Creación se revelan y despiertan en ella como un conocimiento directo. Ella se fundirá con la Fuente de vida, para extraer los principios, que a seguir aplicará en igualdad de recursos concretos que el hombre.

Las dinámicas de la Creación se revelan y

despiertan en ella un conocimiento directo

A su manera, toda mujer es sacerdotisa. Al reconocerse una con el Todo, espontáneamente ella regula la vida humana sin artificios o tensión.

La sensibilidad de la mujer

¿Cómo “sabe” la mujer?

Podríamos decir que la mujer es como es, porque su capacidad como gestadora de vida le otorga una aguda sensibilidad para acompañar y modular la evolución de sus creaciones. Esto se extiende a su relación con cada ser humano. En virtud de esto y por ser madre del cuerpo de la humanidad, custodiando el alma al interior, subliminalmente mantiene lazos de conciencia multidimensionales. Antes de usar su mente lineal y hacer las asociaciones habituales, de manera imperceptible pasa por un proceso de afinación, que la conecta con fuerzas sutiles y dinámicas inexplicables.

Antes de expresarse, la mujer responde

espontáneamente a afinaciones

con dinámicas inexplicables

Detrás de la apariencia de toda mujer hay un sistema de constantes sinapsis y metamorfosis que afectan innumerables formas de vida, no solo física sino también mental, inspirando al hombre subliminal e indirectamente. Su mundo sensible se desdobla en múltiples elementos en donde se entretejen sentidos y significados.

Sentidos y significados se entretejen en la mujer

Para entender a una mujer hay que dejar de intentarlo y sentirla. La mujer es un efecto sustentado. La sentimos aún cuando no está físicamente presente. La sentimos porque ella tiene el don de sintonizarse instintivamente y por consiguiente, deja huella. Afecta todo lo que toca, como a sus hijos, dondequiera que esté, conscientemente o no. Sin saberlo, es un puente entre lo invisible y lo manifiesto.

La mujer es un efecto sustentado

La palabra “sensibilidad” adquiere otra dimensión al considerar la extensión, percepción y capacidades sensibles de la mujer. Funde intelecto y sensibilidad en si misma, pareciéndose a un inmenso computador cósmico que intuye explosiones solares y polvo estelar, sintiendo efectos previo a reconocerlos o identificarlos. Solo los comprenderá cuando se acepte a si misma.

Y este es el problema actual: no se reconoce y no acepta su diferencia.

La mujer no se comprende ni se reconoce

hasta que abraza su naturaleza interior 

Pedirle a una mujer que sepa lo que quiere es pedir lo imposible. ¿Cómo va a limitarse a una forma cuando intuye todo el universo dentro de ella? ¿Cómo va a encontrar las palabras justas, cuando miríadas de sensaciones compiten constantemente por su atención?

¿Cómo definir como siente y piensa una mujer? ¿Cómo explicar como funcionan sus sentidos y que significados emergen dentro de esa inmensa y caótica dinámica del Todo en su interior? El silencio sensible e incomprensible.

La mujer siente lo que piensa y piensa lo que siente.

Su mente es un holograma.

La mujer siente lo que piensa y piensa lo que siente. Su mente es un holograma. Creer que su satisfacción proviene de sensaciones meramente físicas es limitarla al mundo de la materia y lo aparente. Llamarla agresiva o “masculina” cuando defiende el enigma de sus verdades y resiste la imposición ajena, es una ofensa al matriarcado que engendra y protege la santidad de la vida.

Ella nunca ocupará, ni quiere ocupar, el lugar del hombre.

No se trata de ocupar el distintivo lugar del hombre

Se trata de que la mujer ocupe el suyo

El despertar de la mujer

No importando como sea su personalidad o sus preferencias y estilo, si su temperamento es sereno o no, si es atlética, intelectual, romántica o esotérica… sus sentidos alcanzan más allá del mundo físico, percibiendo realidades múltiples y posibilidades simultáneamente.

La mujer intuye realidades múltiples y posibilidades simultáneas.

Su toque se extiende a su alrededor, percatándose de las mínimas fluctuaciones. Mas que físico, su olfato es sutil, identificando procesos de creación y desintegración de substancia. Su paladar suele ser tan fino como su intuición, diferenciando tenues componentes al asociarlos subliminalmente con el sentimiento.

MISTERIOS FEMENINOS despierta en la mujer las innumerables llaves que posee supra-conscientemente.

MISTERIOS FEMENINOS despierta a la mujer a las

innumerables llaves que posee supra-conscientemente.

Distinciones entre los géneros

Lo femenino no se opone a lo masculino. Cada genero compone una unidad indivisible y posee herramientas receptivas (yin) y expresivas (yang) que provienen de su estructura energética diferente.

Cada género es completo y distinto

 Por más que se imiten y apoyen el uno al otro, los géneros están destinados a manifestarse enteros de manera distinta.

A diferencia del hombre que comprende el mundo físico y mental armado de elementos y facultades tangibles, la mujer se impregna directamente de fuerzas del mundo sutil y físico sin depender de cálculo o deducción; ella absorbe de la tierra sin buscar o necesitarlo. No funciona en partes. Es todo o nada.

El hombre aprende a dominar y dirigir las fuerzas de su cuerpo y su entorno. Se concientiza y accede a la multidimensionalidad cuando contacta la sensibilidad profunda en su interior.

La mujer ES la fuerza invisible que impulsa el modelo humano a evolucionar y transmutarse, constantemente estimulante y algo provocadora. La mujer no “hace” alquimia, ella ES ALQUIMIA. Se conciencia cuando descubre el potencial multidisciplinario de su inteligencia sensible no-lineal que le permite influir al mundo indirecta pero determinadamente.

La autenticidad es interioridad concienciada. Cada género se completa cuando abraza su peculiar facultad sutil interior.

La Mujer Interior             El Hombre Interior

        Inteligencia refinada no-lineal               Aguda/sutil sensibilidad emocional interior 

AUTENTICIDAD ES INTERIORIDAD CONCIENCIADA

En un mundo de valores claramente delineado por roles y etiquetas a cumplir y emular, no sabemos distinguir el verdadero femenino y masculino. Porque… se trata de una cualidad, una diferenciación y no una valoración basada en comparación o contraste.

¿Cómo comprender a la mujer?

¿Cómo comprender a la mujer?

Más bien deberíamos preguntarnos: ¿Cómo puede la mujer reconocerse a ella misma?

¿Cómo puede reconocerse la mujer a ella misma? 

Mucho depende de ella tome conciencia de que en si está abrir alternativas inexploradas y necesarias para nuestro mundo.

 

”SOY TODO AQUELLO QUE NO COMPRENDO. REFLEJO TODO AQUELLO QUE LOS DEMÁS NO ENTIENDEN. EN ESE BAILE DE ESPEJISMOS, ME PIERDO BUSCANDO UNA ESTRUCTURA QUE ME ACOMODE A LO QUE LOS DEMÁS ESPERAN, DÁNDOME UN EJE ALREDEDOR DEL CUAL GIRAR, COMO UN CABALLITO EN EL TIOVIVO, PERDIENDO MI CAMINO, OLVIDANDO QUE EN ESA PRIMERA INDEFINICIÓN ESTÁ MI LIBERTAD REAL.”

Sandra, estudiante y guía de MISTERIOS FEMENINOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Suscribirme a La Mujer Interior

Mantente informado de las novedades del blog por email